miércoles, 23 de mayo de 2012

LOS ROMEROS EN LA PUEBLA Y LAS SANTAS ALODÍA Y NUNILÓN


Así lucían el 12 de mayo los romeros en los cortijos de Juan Galera y San Roque, romeros en la Puebla acompañados de amapolas, tomillos y espinos‎.




Son días de primavera, de compartir buenos momentos con la familia y amigos y de disfrutar de los recursos naturales que ofrecen la Sagra, el río Bravatas y su entorno. Son días de fiesta en Huéscar y Puebla de D. Fadrique.

En la mañana del primer lunes de pascua las santas fueron  llevadas por munícipes y clérigos a Huéscar, donde según la costumbre permanecerán 50 días, este año hasta el 28 de mayo, día que serán entregadas a la Puebla.  Días antes, permanecían tranquilas y  recién restauradas en la ermita del monte. Así nos encontramos a las Santas Alodía y Nunilón en el bautizo de mi sobrina Alejandra hace unas semanas en la ermita del monte.




Parece mentira, pero estas hermanas han marcado el devenir de la vida de las gentes de estos dos pueblos, lugares que otrora formaron parte de un mismo territorio y que hoy mantienen viva la competencia por la  posesión de las imágenes y  también fraternidad gracias a las Santas, ya que por ellas  se han  mantenido las tradiciones y  los lazos de unión de las gentes de estas tierras durante siglos.

Vivían estas hermanas en la villa aragonesa de Adahuesca (próxima a la antigua Castrum Vigetum) hoy llamada Alquézar. Su padre, un Godo del Valle del Ebro que se convirtió a la religión islámica para mantener sus propiedades y su madre,  quien desde pequeñas y tras fallecer su padre las educó en la fe cristiana.

Al morir su madre quedaron bajo la custodia de un pariente musulmán. Este les aconsejó que abandonaran el cristianismo para no perder sus propiedades.  Los consejos se convirtieron en amenazas y denuncias terminando con las hermanas ante la presencia del walí de la provincia llamado Zimael. Tras  varios intentos de persuadirlas Zimael ordenó que las decapitaran y abandonaran sus cuerpos en el campo a la intemperie, hasta que unos cristianos les dieron sepultura en un lugar llamado Las Horcas.

No sabía la reina de Navarra Dª Oneca  (devota de las dos jóvenes mártires y que rescató sus cuerpos y los trasladó al monasterio de Leyre el 18 de abril del año 880) que siglos más tarde algunas de sus reliquias y la devoción a estas Santas serían traídas por gentes de Navarra a estas tierras del norte de la Provincia de Granada.

Fue D. Luis de Beaumont y su esposa Dª Leonor de Aragón, hermanastra del rey católico quienes trajeron pobladores navarros a estas tierras, con ellos su folklore, su gastronomía y la devoción popular a las Santas Alodía y Nunilón, devoción que se mantiene viva en nuestros días.

La historia es larga de contar desde aquellos años de reconquista hasta la actualidad, por lo que sugiero para mayor y mejor información  la lectura del libro: Santas Mártires del Monte Alodía y Nunilón, Patronas de Huéscar y Puebla de D. Fadrique (Granada)  de Rafael Carayol Gor.

Y como no, la visualización de un video de la entrega de las Santas por los vecinos de Huéscar a los vecinos de Puebla de D. Fadrique y su posterior traslado a la Puebla.


Disfrutaremos estos días de romería con la compañía de nuestros paisanos, familiares y amigos. Al menos en esto, de momento, aún no hay recortes.

J. Fidel Rosillo.



14 comentarios:

  1. Alodía y Nunilón, Nunilón y Alodía. Huéscar, Puebla Don Fadrique, Puebla Don Fadrique, Huéscar. Tanto monta, monta tanto! Dos pueblos hermanos con veneración a dos hermanas santificadas. ¡VIVAN LAS SANTAS!
    PD.- Te ha quedado muy bonita la renovación de tu blog querido primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santi.
      Dos pueblos hermanos que más allá de discrepancias, están unidos por estas Santas y así debería ser en el futuro por el bien de nuestra tierra.
      Creo que ha quedado mejor la portada del blog que la de antes. Gracias primo.

      Eliminar
  2. Hola. FIdel. Agradecerte esta entrada por las dias que vivimos en nuestro pueblo. Las fotos geniales. Desde luego con estas imagenes, comunicas la enorme belleza del entorno. Por último, un pequeño detalle, yo creo que nuestras Santas son Andaluzas, mas concretamente de Malaga. Pero como decimos. Esa es otra historia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio.
      Tenemos la suerte de tener un entorno privilegiado, sobretodo en estas fechas, algo que agradecemos los aficionados a la fotografía.

      La historia que yo conozco de las Santas se ajusta a lo comentado en la entrada. Siempre se ha contado la historia por la gente de boca en boca y no había o no se conocían prácticamente documentos escritos en el pueblo.

      La primera edición del libro de Rafael Carayol es de abril de 1994, creo que divulga bastante bien la historia que siempre hemos escuchado. Desconozco la hipótesis que comentas de las Santas andaluzas y bueno, como hipótesis, supongo que se podrá confirmar o no.

      Saludos.

      Eliminar
    2. De nuevo gracias por poner cosas tan bonitas de nuestro pueblo. Estoy de acuerdo José fidel, he leido ese libro y he escuchado Conferencias de esa historia. No soy especialista en historia pero me gusta saber la historia de mi pueblo y me he interesado por ella. Y tambien es cierto que aquellas gentes se trajeron su folklore y que en la jota de la Puebla,(la cual he bailado) prevalecen muchos pasos de aquellas tierras. Un saludo Ana Maria

      Eliminar
    3. Gracias a ti Ana María por leer los artículos del blog. Yo tampoco soy especialista en historia, no obstante cuando hago referencia a algún dato histórico procuro estar bien documentado. La historia de las Santas que yo conozco es esta, no obstante escucharé la versión de Antonio cuando nos veamos este verano; siempre hay cosas que aprender.

      Saludos.

      Eliminar
    4. Hola José Fidel, no se si seme ha entendido, cuando digo que he escuchado conferencias de esa historia, me refiero a la misma que tu mencionas del libro. Repito estoy de acuerdo contigo. La devoción a las Santas llegó a tierras granadinas en la época de los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad de Huéscar, que fue donada a Don Luis de Beaumont, conde navarro de Lerín, como el Marquesado de Huéscar. Tras un destierro por parte del último rey navarro Juan III de Albret, el conde de Lerín se refugió en Huéscar junto con una gran cantidad de familias navarras, que trajeron consigo la devoción a las Santas Alodia y Nunilo. Posteriormente, tras la conquista del reino de Navarra, el conde de Lerín recuperó sus posesiones y regresó a Navarra, pero muchas de las familias permanecieron en territorio granadino.
      De esta manera, las Santas han llegado a ser patronas tanto de Huéscar como del municipio adyacente de la Puebla de Don Fadrique. En esta zona reciben el nombre de Alodía y Nunilón, más conocidas como "Las Santas", y sus fiestas constituyen la celebración más importante de toda la comarca oscense.

      Eliminar
    5. Hola Ana María.

      Tal vez mi comentario anterior, tal y como lo he redactado pueda dar lugar a una mala interpretación.

      Lo que he querido decir es que yo he escrito sobre esta historia de las santas después de escucharla y de documentarme con el libro de Rafael Carayol. Como no soy especialista en historia, cuando pongo algún dato histórico en el Blog, antes consulto publicaciones del tema que quiero poner y me aseguro de la veracidad de los datos (a esto me refería en el comentario anterior)

      La historia de las Santas que yo conozco es la misma que tu conoces y comentas, por lo que tu y yo estamos de acuerdo. No puedo hablar de las Santas andaluzas porque no estoy documentado en esta hipótesis que apunta Antonio, de ahí el comentario de "cuando hago referencia a algún dato histórico procuro estar bien documentado" No podré hablar de las Santas andaluzas hasta que no conozca esta historia, por esto comento que escucharé la versión de Antonio para saber de que va esta historia.

      Bueno creo que con esto queda todo aclarado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado la foto del romero... Qué cantidad de detalles!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jesús.
    La verdad es que el día acompañaba, atmósfera limpia, colorido de las plantas y algunos ajustes en la cámara hacían el resto.

    Es una buena fecha para fotografiar romeros. Ésta en concreto con todos los detalles: hojas opuestas y persistentes, flores bilabiadas de color blanco azulado y las 4 nuececillas (núculas) fruto del romero en los cálices.

    Encantado de que te guste.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. En el paseo central que salía directamente de la placeta, casi al final, antes de llegar a las escaleras, a ambos lados, crecían los romeros. Yo, cada vez que pasaba, no podía evitar rozarlos con mis manos, para después empaparme de su fragancia...Madre mía, cuántos recuerdos!!!! Vivan las Santas, viva Juan Galera, viva San Roque y viva la Puebla!!!! Que lo disfruten todos aquellos que pueden, los que desgraciadamente no podemos estar en un día como hoy, nos acordamos y bastante!!!!
    Esa música de ese vídeo, magnífica!!!

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buenos recuerdos tengo de San Roque, donde el bueno de José nos acompañaba a la fuente y nos contaba cómo había arreglado los jardines y lo buena que era el agua.

      Cada vez que vaya me acordaré de él y recordaré aquellos inolvidables momentos.

      Besos.

      Eliminar
  6. Que lástima que el 80% de las guerras tal como apuntan algunas estadísticas, sean consecuencia de desavenencias religiosas. Que pena que todavía quede gente en la actualidad que no sepa interpretar la religión para el fin encomendado, el pacífico, propio de unión y respeto, como debería ser. Espero que la romería fuera un ejemplo de cordialidad y hermanamiento. Evidentemente, sin recortes.

    El paisaje floral es una clara invitación a la vida.
    Espero José que lo disfrutaras todo lo mejor posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia está ahí para recordar y no olvidar las barbaridades y atrocidades que se han cometido por desavenencias religiosas. Conocida esta y creyendo que somos más conscientes de las cosas, me quedo con la hospitalidad de la gente de mi tierra, sobretodo en este día de fraternidad en el que nos miramos con alegría, nos olvidamos de los problemas y somos todos un poquito más humanos.


      Saludos.

      Eliminar